Aléjate del drama y de las personas que lo crean

Aléjate del drama y de las personas que lo crean

“Muchas veces permitimos entrar en nuestro círculo más íntimo a los chismosos, a los envidiosos, a gente autoritaria, a los psicópatas, a los orgullosos, a los mediocres, en fin, a gente tóxica, a personas equivocadas que permanentemente evalúan lo que decimos y lo que hacemos, o lo que no decimos y no hacemos.”

-Bernardo Stamateas-

Porque existe gente que adora “el drama”

No existe la menor duda de que existen a nuestro alrededor un gran número de personas que sienten pasión por conocer y criticar la vida de los demás.

El aburrimiento, la falta de metas y aficiones, unidos a la ausencia de placer provoca que ciertas personas no encuentren mayor satisfacción que buscar en la vida de los demás, la búsqueda de la adrenalina que no pueden encontrar en la suya.

Quizás sea una conducta que todos hayamos tenido en ocasiones, pero el problema radica en que a veces esa conducta no es aislada. Esa conducta se convierte en un “modo de vida” para muchas personas.

¿Cómo hemos llegado a estar rodeados de personas que fomentan el drama?

En la mayoría de las ocasiones, nosotros no hemos elegido estar rodeados de estas personas, como un perro no ha elegido a su dueño maltratador. Simplemente, es una lotería que “nos toca” por el mero hecho de jugar en esto llamado vida.

Pueden estar presentes desde nuestra infancia, ser nuestros amigos del colegio, nuestra jefa en el trabajo…puede ser uno de ellos o todos a la vez. Cruzarte solo una vez con ellos en la vida o no cruzarte nunca. Pero jamás te culpabilices de ello.

Afirmaciones del tipo “atraes lo que eres” son relativas. Uno es como es, y se va encontrado en la vida personas que son como son, sin tener más remedio que dejar que ocupen un lugar en nuestra vida. Pero que ocupen un lugar y espacio en nuestra vida es algo distinto que compartir nuestra vida con ellos.

Cómo evitar que transformen tus problemas y existencia en un drama

Cordialidad, respeto y distancia emocional son tus mejores armas. La solución es un alejamiento progresivo.

Has tomado la buena decisión de alejarte, convéncete de ello. Los comportamientos dañinos son altamente contagiosos y no te benefician.

Así que no le des vueltas, toda persona debe conocer bien a otra para elegir quien sigue en su vida y quién no. De eso se compone la vida, de decisiones.

Para ser feliz hay que tomar decisiones: sin contemplaciones, sin remordimientos. Tu bienestar emocional es la base de todo, por ti y por los que te rodean. Por ello, alejarte de aquellas personas que consideras que no son sanas para ti es una buena decisión.

Mantente alerta respecto a:

– Retomar conversaciones privadas pasadas: Esta persona que un día nos escuchó, al percibir nuestra incomodidad respecto a ella puede comenzar un juego sucio. Quizás quiera atormentarte y dañarte, pero recuerda que solo tú puedes conseguir que te afecte.

– Crear malestar respecto a tu entorno: no existe más realidad que la que tú percibes. Por tanto, no hagas caso de lo que esta persona diga acerca de las personas de tu entorno.

– Que no tomen la palabra por ti: Evita que os vean como un “pack”, sea cual sea la relación que mantengáis: hija/madre, socia o esposa. Empieza a hacer ver a el mundo que tu individualidad es un universo paralelo al suyo.

– Si no perteneces a su círculo y te diferencias de él, cada vez será más fácil alejarte física y emocionalmente.

– Acaba teniendo una relación lo más mínima posible. Si es inexistente, mucho mejor…el beneficio para tu salud mental y física será grandioso.

Y ES QUE HAY PERSONAS QUE PASAN POR NUESTRA VIDA SOLO PARA DARNOS EJEMPLO DE CÓMO NO LLEGAR A SER NUNCA. Y CUYA MEJOR PRESENCIA EN NUESTRA VIDA LA CONSTITUYÓ SU SOMBRA AL ALEJARSE.

UNA SOMBRA QUE, GRACIAS A TU INTUICIÓN, NO HA LOGRADO APAGAR TU LUZ.

FUENTE

Javier Sanjuan

Javier Sanjuan

Saludos, llevo mas de 20 años dedicado a la magia blanca y sobre todo a los trabajos de amor...No te dire que soy el mejor, pero si que mi experiencia y los cientos de testimonios que podras encontrar me avalan, ha partir de ahi. TU decides...

Un abrazo y que Dios guie tus decisiones
Javier Sanjuan