VELAS DÍAS, EFECTOS, COLORES Y SANTOS Y MUCHO MAS…

Saludos os recuerdo un post completísimo en el que se habla de las velas, sus días, efectos, colores y santos y mucho mas….

velas

DÍAS DE LA SEMANA:

LUNES: El color blanco en la vela es sin duda el segundo color de los cirios, y esta íntimamente relacionado con la Luna, y por tanto con la creatividad y la fertilidad. Este es un color principalmente femenino, aunque también tiene incidencia en el hombre. Es el color que sirve principalmente para todos los trabajos de magia. Estamos ante un color polivalente para las aplicaciones que le queramos dar, pero tiene especial incidencia en los temas maternales y familiares. Al ser un color femenino interviene más en lo relacionado con el pecho y los senos. Asimismo ilumina el camino espiritual en la tierra, e incrementa la devoción y la humildad. Sus usos son muy variados, desde para substituir en una emergencia cualquier color de vela por ejemplo a los suyos propios que son: para fortalecer los lazos familiares pues sirve para provocar el apiñamiento entre sus miembros, para limpieza de una casa, de una persona, de una relación, todo lo purificable tiene relación con la vela blanca.

MARTES: La vela roja es su día por excelencia, la vela roja es casi siempre masculina, ya que son revitalizadoras y potenciadoras varoniles. También son utilizadas para potenciar la virilidad y los encuentros amorosos, el rojo es fuerza y autoridad. El rojo simboliza la lucha y el deseo de vivir, el superar dificultades y construir o reemprender nuevos proyectos, en esta vela el nacimiento y el renacimiento están contenidos, así como la continuidad. La vela de color rojo simboliza por sí misma un sacrificio ofrecido y un pacto con los seres del mas allá. Sus usos varían desde para un ritual pasional amoroso, para pedir más pasión una noche pasional en fin amor y más amor, hasta para ir a una entrevista de trabajo y ganarla para uno mismo, por decirlo de alguna forma ganar batallas es para lo que nos ayuda la vela roja.

MIÉRCOLES: El color primitivo de todos los cirios, este color en la vela simboliza el comercio, el orden, el razonamiento, la velocidad, la comunicación. Un color adecuado para las transacciones comerciales de cualquier tipo. Esta vela está relacionada con los aspectos materialistas del ser humano, es una vela muy apropiada para la celebración de cumpleaños, ya que nos recuerda los aspectos infantiles y de lucha de nuestra niñez y juventud. La vela amarilla se utiliza para iluminar el camino espiritual, ya que engrandece el alma y fortalece el corazón frente a los egoísmos, se utiliza para pedir que vaya bien la comunicación las transacciones y para pedir animosidad movimiento y alegría.

JUEVES: Igual como sucede con la vela negra, la lila no es una vela muy afortunada al quererle ver sólo su parte negativa. Pero estamos ante una vela de tendencias femeninas y feministas, este color favorece más a las mujeres que a los hombres, e incrementa las capacidades personales dentro del mundo de la magia y el esoterismo, desarrollando los poderes paranormales y ofreciendo al operante una mayor clarividencia y nitidez a la ahora de consultar sus oráculos. La vela lila se utiliza principalmente para abrir caminos que estén bloqueados, para hacer cualquier tipo de videncia, para calmar al individuo y en su caso su alma y se multiplica su poder con la luna creciente y llena.

VIERNES : La vela rosa, el color rosa nos ofrece la sensibilidad y la emotividad, así como la atracción física, esconde todo lo relativo al conflicto y la duda interior, así como los aspectos más contradictorios del ser humano. La vela rosa se convierte en la vela del amor, del enamoramiento y por tanto es la vela ideal para encender y recurrir cuando las cuestiones de amor están por medio, tanto si hay dudas sobre temas sentimentales, ha habido pequeñas discusiones y se desea una reconciliación o se quiere potenciar el amor de pareja sea de cual sea su sexo sean heterosexuales u homosexuales. Su utilización, para cualquier problema en cuestiones amorosas sean de la índole que sean antes de utilizar otro color se debe recurrir primero a la rosa.

SÁBADO: La vela verde está relacionada con la esperanza, la inteligencia y hasta la comunicación, es asimismo, el color de la naturaleza, es una vela alimentaria, floral y primaveral, que promete abundancia de bienes. Pero ante todo la vela verde es la de la esperanza, en la que haremos confluir nuestros deseos esperando que se cumplan. Esta vela nos lleva hacia los triunfos personales, la potenciación de la sana ambición y el cumplimiento de los objetivos, también a la estructuración de los proyectos. Por lo cual su uso va muy indicado para cualquier tema laboral, tanto para potenciarlo como para restar negatividad en el ámbito laboral que nos encontremos.

DOMINGO: La vela anaranjada representa la disciplina, la fuerza para superar obstáculos o emprender empresas difíciles. También representa al Sol, y a uno de sus principales colores. En este color se entremezcla la alta magia con la fuerza y la energía, así pues favorece al magnetismo y al camino espiritual ayudándonos a soportar los sinsabores del mundo, elevando los espíritus a través de la tierra, es un color potenciador de cualquier otro ritual, se puede añadir para potenciar peticiones. Su principal uso es para dar las gracias por lo que se ha pedido y se nos ha concedido, incluso antes de ser se haya concedido, es la confianza a lo que se nos dará.

COLORES:

Amarillo: es el color del intelecto por naturaleza. Una vela amarilla será utilizada para traer claridad de pensamiento, despertar el poder de la mente o las cualidades que esta puede ofrecernos. Pero también es utilizada para llevar la alegría a alguien o algo, ya que al interpretarse como el color del sol, se busca con ella la vitalidad y ganas de vivir. Sera pues una vela muy utilizable en casos de depresiones o tristezas. También se utiliza para suavizar comportamientos ariscos. En definitiva, allí donde haya que llevar luz y claridad mental, el amarillo será ideal.

Naranja: una vela naranja recoge un poco de la energía de una roja y una amarilla. Es ideal para atraer la armonía y el estímulo a tu vida, de manera que no se produzcan demasiados sobresaltos, pero impidiendo que tu vida o lo que sea se estanque. Ideal como ayuda a tomar cualquier tipo de decisión, así cuando se necesite adaptabilidad para abordar lo que se nos ponga enfrente. Además introduce una mezcla de alegría y serenidad muy útiles para que las cosas nos salgan bien. En el naranja se esconde una energía de atracción muy potente de manera que será muy útil para potenciar lo que estemos pidiendo.

Azul: las velas de este color son totalmente aptas para llevar serenidad a algún asunto o persona. Incentiva cualidades espirituales como la sinceridad, la fe, la esperanza, el amor, la fidelidad, etc. Así que es ideal para calmar tensiones después de disputas, para arreglar una situación difícil entre personas, así como para conectarse mejor con el mundo espiritual.

Blanco y Dorado: son los colores de la pureza y la energía divina por naturaleza. Así que serán muy útiles cuando se quiera realizar una limpieza o se busque protección. Pero también ayudan a atraer energías positivas necesarias para la acción, así como favorecer en un individuo o relación las cualidades divinas de la verdad, sinceridad, inocencia, esperanza, sencillez, amor puro, etc. Además ambas velas suelen ser comodín para muchas cosas, especialmente la blanca por contener en ella todos los colores. Por eso la mayoría de ceremonias se pueden hacer exclusivamente con el color blanco para pedir cualquier cosa que necesitemos, desde los aspectos más materiales a los más espirituales. Son las más recomendadas.

Rojo: este color es el utilizado en ceremonias o rituales relacionados con el amor, ya que tradicionalmente es el color del corazón. Pero el rojo también tiene otras cualidades como la salud y fortaleza física. También es muy utilizado para fomentar el valor en una persona que va a afrontar algún peligro e incluso es un color protector de las energías físicas y psíquicas. Es también muy utilizado para activar y regenerar cualquier cosa que estuviera estancada o que parecía “muerta” y por supuesto también se asocia al triunfo. Es la energía guerrera que necesitamos en nuestra vida para afrontar grandes retos

Rosa: es de una vibración superior al rojo porque se ha mezclado con el blanco. En este caso las velas rosas apelan al amor más sincero, el romanticismo, las cualidades divinas como la dulzura, serenidad y cariño. Es el color de la compasión y del amor divino. También es una buena vela para utilizar en ceremonias de salud ya que representa la belleza y la perfección. Activa los sentimientos y nos ayuda a ser mejores personas. Es una energía muy sutil.

Verde: es el color de la fertilidad relacionado con la madre tierra. Así que será muy útil para asuntos que necesiten una gran productividad o creatividad. Atrae el equilibrio a la mente, cuerpo y espíritu permitiendo forjar una importante estabilidad y seguridad casi inquebrantables. También es un color asociado a la salud de manera que podrá usarse para atraer o solucionar algún tipo de enfermedad sin reparos. Muy útil para aquellos que necesiten suerte o para ceremonias relacionadas con las finanzas.

Morado y Purpura: es el color que mezcla el rojo con el azul. Tradicionalmente las velas moradas se utilizan para atraer poder y prestigio al peticionario y utilizándola en cualquier asunto, especialmente financiero, se obtendrá un éxito rotundo. Por ejemplo es ideal para pasar una entrevista de trabajo o conseguir algo muy deseado. Pero hay que tener mucho cuidado pues debe evitarse caer en la tiranía o exceso de ambición.

Plata y gris: es considerado tradicionalmente un color neutral por encontrarse entre el blanco y el negro. Por ello se suele utilizar cuando se intenta detener algún mal, para tomar decisiones desde una posición más madura, para ayudar a madurar a una persona. Una vela plata atraerá la energía de la noche y de la luna así que será posible utilizarla en rituales o ceremonias nocturnas para representar dicha energía. A su vez aporta serenidad y profundidad de pensamiento

Marrón: es un color asociado también a la tierra, especialmente cuando todavía no se ha sembrado. Apela a la solidez y seguridad de la misma y por ello puede ser utilizada para restaurar la confianza en uno mismo o en la vida. Pero hay que tener cuidado porque en su aspecto negativo pudiera atraer incertidumbre, así que cuando se use, se debe especificar muy bien lo que se quiere, no sea que obtengamos un efecto contrario a la petición. Puede ser utilizada también en aquello que se quiera hacer más estable y firme como los negocios

Encendiendo velas según el color ayuda a aflorar las cualidades que tenemos en nuestro interior y permite combatir y anular nuestros defectos como celos, avaricia, rencor, odio, etc., o bien protegernos contra todas aquellas cosas negativo que nos poseen o están provocadas por nuestros semejantes o por cualquier otra razón

La vela, cuando se usa para un ritual o trabajo, debe encenderse con una cerilla o alguna ramita prendida y no debe apagarse soplando o comprimiendo la mecha con los dedos, debe hacerse con un apagador de velas de metal, que actualmente se pueden encontrar sin problemas en el mercado y que suelen ser de bronce, mientras no dispongamos del apagador, podemos utilizar un pequeño vaso o copa de cristal o mental.

En los rituales con velas es muy importante tener en cuenta cual es el color que se utiliza.

Al igual que el sonido, si observamos atentamente, la luz de una vela emite una vibración que podemos percibir perfectamente con nuestros ojos.

Podemos acompañar nuestros momentos de intimidad en nuestra casa encendiendo una vela, tanto para sentirnos cómodos y relajados, como para meditar, practicar el yoga, la concentración mental, etc., como para obtener beneficios según su color, puesto que ayuda a aflorar cualidades que todos tenemos en nuestro interior y que hacen anular todos nuestros defectos.

Con las velas protegemos a los demás y a nosotros mismos contra los ataques del mal.

Con el uso de las velas coloreadas podemos, entre otras cosas, combatir los celos, la avaricia, la discordia, el rencor, el odio, la depresión, la tristeza, los peligros, la violencia, etc…, en definitiva, todas aquellas cosas negativas que nos poseen o que se presentan en nuestro entorno provocadas por nuestros semejantes o cualquier otra razón.

Desde la antigüedad se ha creído siempre que la luz de las velas disipaba al hombre de la oscuridad, del frío, de las cosas que obran en la oscuridad y de los malos espíritus.

El uso de las velas requiere también nuestro esfuerzo personal, no basta con encenderlas hay que poner tanta fe como lo hacemos cuando recitamos una oración.

Las velas que se ponen en los altares deberían ser siempre blancas, altas y de cera de abeja; dos es lo normal (una a cada lado), pero se puede poner también una (siempre en el centro). Encender las velas debe ser el primer acto que se realice un ritual en un altar y lo último que se haga es apagarlas. Hay que tener mucha precaución con el fuego motivo a veces de graves incendios.

La mesa del altar debe ser preferentemente de forma rectangular aunque también pude ser cuadrada. Se cubrirá con un paño de altar que se utilizará única y exclusivamente para los rituales, si es posible de seda natural.

Si entramos en más detalles llegaremos a la conclusión de que una simple vela encendida, pone en movimiento las fuerzas sutiles de la naturaleza, sólido, la vela (tierra), se transforma en elemento aéreo (aire), encendida (fuego) y liquido (agua). Tomando en cuenta lo explicado anteriormente, la vela es un receptor fijador a nuestro pedido que luego de encendida expande y transmite nuestra solicitud para llegar al punto deseado por el operador.

Una vela encendida no sólo sirve para iluminar, como era costumbre en la época en la que no existía la energía eléctrica. Actualmente es más que eso, es un instrumento simbólico utilizado “iluminar” el camino de nuestros ruegos, pedidos y pensamientos y conectarlos con el plano astral o con el ambiente de la divinidad

SANTOS:

SAN JORGE: tres colores Verde-Blanco-Rojo, se utiliza para pedir por todo corte de trabas, brujerías, ataduras, no deja entrar la maldad ni la envidia a nuestra casa.

SAN CAYETANO: su color es Blanco-Amarillo, para pedidos de trabajo y prosperidad.

SAN ROQUE: su color es Verde-Marrón, ayuda en las enfermedades y operaciones.

SAN Lázaro: color de su vela Blanco-Negro, también para pedidos de salud.

SAN PANTALEÓN: color Banco-Verde, igualmente para pedidos por problemas de salud.

SAN JERÓNIMO: su color Blanco-Rojo, para pedir por trámites judiciales.

SAN MARCOS DE LEÓN: color Blanco-Rojo. Por todo problema judicial, tramites y amores imposibles.

SAN ANTONIO: su color es Rojo, se le pide por todo lo referente al amor, al dinero, al trabajo y abre caminos.

SAN COSME Y SAN Damián: su color es Rosa-Celeste, son los santos protectores de los niños.

SANTA BÁRBARA: su color es Rojo-Blanco, para alejar todo espíritu negativo o perturbador y por amores imposibles.

INMACULADA CONCEPCIÓN: su vela es Amarilla, Rosa o Blanca, se le pide por la felicidad, el amor y por la protección de la familia.

MEDALLA MILAGROSA: color Celeste o Blanco o Rosa, se le pide por la familia, los niños y por todos los imposibles.

SAN CIPRIANO: su color Rojo-Blanco-Negro, para cortar todo trabajo de magia negra y perturbaciones espirituales.

SAN ONOFRE: color de su vela Amarillo-Marrón, se le pide por el dinero y el trabajo.

STELLA MARIS: color de vela Celeste-Blanco, pedidos igual que a la Medalla Milagrosa.

SANTA LUCIA: color Azul o Violeta, pedidos por problemas de la vista.

SANTA ANA: color Blanco-Violeta, representa a la madres, la familia.

JESUCRISTO: su color es el Blanco, representa el bien por naturaleza, para todo pedido.

VIRGEN DE LUJAN: Celeste o Blanco-Celeste.

VIRGEN DE FÁTIMA: Blanco o Amarillo.

VIRGEN DEL CARMEN: color Celeste o Blanco.

A las tres por igual se le pide por todo tipo de gracias.

VIRGEN DESATA-NUDOS: Blanca con 7 nudos. Para destrabarlo todo.

SANTA RITA: color Rosa o Marrón, es la patrona de los pedidos imposibles.

SAN MIGUEL ARCÁNGEL: color Rojo- Blanco, por el corte de trabajos de magia negra y negatividades en general.

Espíritu SANTO: color Blanco, todos los pedidos al igual que a Jesucristo.

SANTA CATALINA: color Rojo-Verde por problemas de justicia, salud y amor.

ROSA Mística: color Amarillo-Blanco-Rojo, por todo tipo de ayuda espiritual.

VIRGEN DE LOURDES: color Blanco o Amarillo, para todo tipo de pedidos.

SAN RAMÓN NONATO: color Blanco pedidos por un buen embarazo y feliz parto.

ROSARIO DE SAN Nicolás: colores de vela Rosa-Blanco-Celeste, también para todo tipo de pedidos.

VIRGEN DE GUADALUPE: color Rojo- Blanco, para todo pedido.

PANCHO SIERRA: color Verde o Blanco, se lo invoca para la salud.

MADRE MARÍA: color Blanco o Amarillo, para los mismos fines que el anterior.

GAUCHITO GIL: color de vela Rojo, para toda clase de peticiones.

SAN LA MUERTE: color Blanco-Negro, como a toda entidad popular para cualquier pedido.

No hay que dudarlo demasiado, si tenemos un mínimo de confianza en ellas, encender la vela adecuada nos ayudará a que nuestros buenos deseos se conviertan en realidad.

Acudir a la magia de las velas es un acto simple y al mismo tiempo poderoso que nos ayudará a cambiar lo que no nos gusta y a conseguir lo que esperamos. Si queremos puede ser muy sencillo: todo consiste en encender una vela. ..

LOS SIGNOS ZODIACALES

Desentendiendo del signo del zodíaco al que pertenezca la persona para la que se pone, se debe de utilizar:

Aries: Rosa claro, roja y blanco.

Tauro: Velas verde, rojas y amarillo limón.

Géminis: Rojo carmesí, morada y verde.

Cáncer: Naranja, amarillo y verde Nilo.

Leo: Rosa, amarillo y naranja.

Virgo: Rosa, morada y oro.

Libra: Rosa, oro y verde.

Escorpio: Naranja, amarillo y azul.

Capricornio: Vela rosa, roja y amarilla oro.

Acuario: Vela amarilla, marrón y azul

Piscis: Vela azul, verde esmeralda y roja.

“La vela posee su propio significado, y teniendo en cuenta la forma de su llama, el TAMAÑO, LOS MOVIMIENTOS Y SU COLOR, expresa diferentes cosas.”

ABANDONO: La llama arde con debilidad y frecuentemente se apaga.

ABATIMIENTO: Es baja y en ocasiones llora.

ACEPTAR: La llama es nítida y crece.

ACERTAR: Es limpia y aumenta de tamaño.

AGREDIR: La llama chisporrotea y a veces desprende humo oscuro.

AMBICIÓN: La llama dobla su tamaño. Si se trata de un anhelo sano es nítida.

AMBIVALENCIA: Baja y oscilante.

AMISTAD: El fuego prende bien. Es claro y se agranda si ese sentimiento a ser duradero.

AMOR: La llama coge sin problemas al primer intento. Será nítida y ascenderá con fuerza si se va a ser correspondido.

ANGUSTIA: La vela llora, desprende humo oscuro o puede chisporrotear.

AUMENTAR: El fuego dobla su tamaño, siendo nítido y muy brillante.

AUTORIZAR: Es nítida y crece.

AVARICIA: La llama chisporrotea, se consume rápidamente y en la punta de la mecha se acumulan unas bolitas de grasa. A veces el fuego da vueltas en forma de espiral.

BEBIDA: La vela llora, se extingue rápidamente y su llama puede llegar a desprender chispas o humo.

BENEFICIO: La flama es limpia y se desarrolla.

BODA: Prende sin problemas, dobla su tamaño nítidamente e incluso se llega a observar un tono más brillante en la punta.

BONDAD: La llama es clara y crece. En el centro adquiere una coloración azulada.

CAMBIO: El fuego es nítido y aumenta de tamaño si la transformación es positiva.

CESAR: La llama es baja y hasta puede apagarse.

COMPRAR: Es clara limpia y crece cuando anuncia una buena adquisición.

CONFIRMAR: La flama es resplandeciente y doblara su dimensión rápidamente.

CONSEGUIR: Es nítida y se desarrolla si el asunto va a lograrse.

CONSERVAR: El fuego es claro y no debe apagarse ni menguar.

CURAR: La llama es limpia, prende a la primera y crecerá.

DEMORAR: Arde con debilidad, llegando incluso a disminuir de tamaño.

DESCONFIAR: Puede chisporrotear, llorar o desprender humo. En ocasiones se moverá en forma de espiral.

DESEMBOLSO: La vela llorará o desprenderá chispas.

DESISTIR: VÉASE CESAR.

DESTACAR: El cirio arde nítidamente y las dimensiones de la llama aumentaran en sentido ascendente.

DISMINUIR: La llama mengua su tamaño. Si ocurriera o se apaga significa que habrá pérdidas importantes.

DOLOR: La vela llora, desprende humo oscuro o chisporrotea.

EMBARAZO: La llama dobla su tamaño y adquiere una tonalidad más brillante.

EMPEZAR: Es nítida y va aumentando de volumen.

ENAMORAR: VÉASE AMOR.

ENCONTRAR: El fuego es limpio, claro y crece en sentido ascendente.

ENGAÑAR: Desprende humo oscuro, da vueltas en espiral, chisporrotea y en ocasiones se apaga.

ESPERAR: VÉASE DEMORA.

EXAMEN: Cuando augura suerte la llama crece brillante.

ÉXITO: La flama dobla su volumen, es nítida y en el extremo de la mecha se vislumbra una tonalidad más resplandeciente.

EXTRAVIAR: Desprende humo negro, disminuye su tamaño y por lo general se apaga.

FAMA: La llama aumenta sus dimensiones y es diáfana.

FAVOR: Crece nítidamente.

FELICIDAD: El fuego dobla su magnitud y el final de la mecha adquiere un tono más brillante.

FIAR: La flama se desarrolla con claridad.

FINANCIAR: Crece nítida.

FINGIR: El fuego desprende humo oscuro, chisporrotea e incluso se apaga.

 

CALENDARIO DE LAS VELAS

 

Enero: oro. Para obtener perfección, riqueza y triunfo.

Febrero: blanca. Protección, luz y pureza.

Marzo: roja. Pasiones, amor a la pareja, sexualidad y buena salud.

Abril: amarilla. Transmite alegría y prosperidad.

Mayo: morada. Sabiduría, idealismo y dignidad. Atrae éxito, prestigio y triunfo en los secretos del corazón.

Junio: azul celeste. Cielo y mar. Es símbolo de armonía, fuerza y potencia. Atrae fidelidad, tranquilidad y sinceridad.

Julio: rosa. Armonía.

Agosto: verde. Bondad y amor por la naturaleza, el renacer de la vida tras el invierno y el frío.

También propicia calma, serenidad, otorga claridad mental y favorece los afectos así como las mejores relaciones con la gente que nos rodea.

Septiembre: naranja. Rompe las sombras que nos rodean en caso de fuertes depresiones, favorece ascensos y también cambios laborales.

Octubre: azul fuerte: Brinda protección y trabajo.

Noviembre: cobre. Otorga vigor.

Diciembre: plata. El encendido de esta vela favorece los asuntos relacionados con el dinero, los negocios, las inversiones y las sociedades.

UNCIÓN DE LAS VELAS

Se divide mentalmente por dos partes iguales:

1) El polo norte: del centro de la vela hacia la mecha.

2) El polo sur: va desde el centro de la vela hacia la base de la vela.

La función consiste en colocar aceite o fluidos, polvos, etc. con las manos y una pequeña cantidad necesaria por la vela en las direcciones descritas. Intentar ungir el mismo número de veces las dos partes de la vela. Al untarlos debemos concentrarnos en el propósito que queremos lograr con la vela.

La concentración mental es fundamental, en cualquier fase de la unción, grabación y encendida de la vela.

Grabación ascendente: Dar fuerza a una persona, mejorar trabajo, amor, protección, luz, suerte.

Grabación descendente: Disminuir la negatividad, una persona bloqueada, anti vicios, etc.

LOS DESEOS Y LAS VELAS

Pensemos en algo que deseamos obtener. Concentrémonos en eso que deseamos. Los deseos bien pueden hacerse realidad.

Tomar una vela del color apropiado (ver la lista de los colores de velas y sus correspondientes propiedades mágicas escritas anteriormente) y untarla completamente con una o dos gotas de ACEITE de MIRRA. Por medio de un alfiler recto, marcar con la punta en el costado de la vela, escribiendo el deseo en la cera y, entonces, encender la vela y dejarla que se queme hasta su consumo total. Eso es todo lo que se debe hacer. Es algo sencillo pero representa un hechizo muy potente.

Y este post es muchos más largos y con muchos más detalles que podréis leer si queréis aquí:

http://www.tarotymagiablanca.com/t1112-velas-dias-efectos-colores-santos-zodiacos

Un abrazo…..Javier Sanjuán

Javier Sanjuan

Javier Sanjuan

Saludos, llevo mas de 20 años dedicado a la magia blanca y sobre todo a los trabajos de amor...No te dire que soy el mejor, pero si que mi experiencia y los cientos de testimonios que podras encontrar me avalan, ha partir de ahi. TU decides...

Un abrazo y que Dios guie tus decisiones
Javier Sanjuan